project-slide-central-railway-station-vienna-vienna-at-1
project-slide-central-railway-station-vienna-vienna-at-2
project-slide-central-railway-station-vienna-vienna-at-3
project-slide-central-railway-station-vienna-vienna-at-4

UN CENTRO DE TRANSPORTE DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Wien Hauptbahnhof es una nueva y vanguardista estación de trenes que sustituye 2 antiguas estaciones más pequeñas que se encontraban en la vecindad.Cada día recibe más de 145.000 pasajeros y 1100 trenes, lo que la convierte en la estación ferroviaria más importante de Viena, la capital austríaca. Su construcción se inició en verano de 2007 y finalizó en otoño de 2014. Al año siguiente, la estación experimentó otra mejora con la incorporación de un puente peatonal y un nuevo centro comercial con más de 100 tiendas.

La nueva estación central de Viena ocupa una superficie de más de 50 hectáreas. Se trata de una estación de tránsito, más que de una estación de cabecera, y tiene una función de empalme para 4 importantes líneas de ferrocarril que convergen en Viena desde el norte, sur, este y oeste. Gracias a las mejoras introducidas, los viajeros nacionales y extranjeros se benefician de mayores opciones de conexión. Ahora se ofrecen más servicios directos y, en los transbordos, cambiar de tren es rápido y cómodo, muchas veces sin siquiera abandonar el andén.La estación también sirve de punto de conexión con el metro, autobús y tranvía. Además, en apenas unos minutos se puede llegar a la estación Südtiroler Platz, otro importante intercambiador de la ciudad, a través de un pasaje subterráneo.

Sobre el proyecto
Las 2 antiguas estaciones ocupaban una superficie de más de 109 hectáreas. Ambas fueron demolidas y se retiraron las vías que ya no eran útiles. Gracias al diseño tan compacto de la nueva estación, se liberaron más de 50 hectáreas de terreno, que fue destinado a la construcción de 2 nuevos barrios residenciales. La estación central de Viena y los nuevos edificios de viviendas comparten un concepto arquitectónico fundamental: la idea de que las ciudades deben ser abiertas y estar libres de barreras. Por eso, la estación carece de una fachada clásica, y no se puede afirmar qué parte es la frontal y cuál la trasera. Todo lo contrario: las entradas norte y sur son igual de importantes.

Las cubiertas sobre los andenes presentan una compleja geometría angular. Están formadas por 2 secciones separadas que se dividen para crear una entrada acristalada a través de la cual la luz diurna inunda el interior.

Dentro de la estación, los vestíbulos abiertos, las amplias escaleras y los techos con abertura crean una sensación de espacio y libertad. Los detalles arquitectónicos transmiten una sencillez y ligereza en perfecto equilibrio con materiales de primera calidad, como la piedra natural y el vidrio. Esto aporta la ventaja añadida de unos costes de mantenimiento reducidos.

La decisión de instalar 1100 metros de tubos de perfil en U ovalados de acero inoxidable Easy Glass de Q-railing en las escaleras de la estación constituye un caso paradigmático de esta predilección por la calidad. También fue una elección inteligente ante los exigentes requisitos de seguridad y accesibilidad del proyecto. A la hora de asesorar al equipo de arquitectos sobre la selección del producto, Q-railing recurrió a su vasta experiencia como proveedor de soluciones de barandillas para grandes edificios públicos, entre los que se incluyen estaciones, aeropuertos, centros comerciales y estadios.

Share
País
Austria
Ciudad
VIENA
Arquitecto/Instalador
ATELIER ALBERT WIMMER, ATELIER ERNST HOFFMANN, THEO HOTZ ARCHITEKTEN UND PLANER / SK STAHLBAU

¿Está seguro de que quiere eliminar este collage de ideas?

CONTÁCTENOS PARA MÁS INFORMACIÓN

Lengua