project-slide-adam-toren-amsterdam-nl-1
project-slide-adam-toren-amsterdam-nl-2
project-slide-adam-toren-amsterdam-nl-3
project-slide-adam-toren-amsterdam-nl-4
project-slide-adam-toren-amsterdam-nl-5

UNA AZOTEA CON EL ASPECTO DE UN BALCÓN DE VIDRIO

Ámsterdam, la floreciente capital de Países Bajos, es conocida por sus soluciones inteligentes y su habitabilidad. De hecho, el 8 de abril de 2016 la Comisión Europea nombró a esta ciudad Capital Europea de la Innovación 2016 («iCapital») por sus originales iniciativas en cuatro ámbitos de la vida urbana: gobernanza, economía, inclusión social y calidad de vida. La renovación de la torre A’DAM, anteriormente conocida como Toren Overhoeks o torre Shell, es el ejemplo perfecto de este enfoque visionario. Este famoso y emblemático edificio se alza hasta casi 100 metros de altura y ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad. Su remodelación incluía la instalación de una barandilla de balcón de vidrio en la terraza de la azotea.

Sobre el proyecto
La altura media de los edificios en Ámsterdam es de apenas 30 metros. Esto hace que la torre A’DAM, con sus 22 plantas, sobrevuele por encima del paisaje urbano circundante. La estructura original, diseñada por el arquitecto Arthur Staal por encargo de Royal Dutch Shell, albergó la sede de esta empresa desde 1971 hasta 2009. En mayo de 2016, tras varios años de renovación, la torre A’DAM abrió de nuevo sus puertas al público. El edificio se ha transformado en una torre polivalente que acoge oficinas, cafeterías, un hotel, un restaurante giratorio y una plataforma de observación donde los amantes de las emociones fuertes pueden balancearse en el borde de la torre con una caída de 100 metros bajo sus pies.

Durante la fase de concurso, Q-railing presentó su sistema Easy Glass Max al despacho de arquitectos OeverZaaijer Architecturebo (OZ). Se trata de una solución con barandillas, en concreto un balcón de vidrio de alta calidad que es capaz de soportar cargas lineales superiores a 5 kN/m y que, además, ofrece un aspecto moderno y la máxima transparencia. Desde el primer momento, el equipo de OZ quedó convencido de que Easy Glass Max era el complemento ideal para la terraza de la azotea que remata la torre A’DAM. En total se instalaron cerca de 110 metros de barandillas.

Q-railing asesoró a lo largo de todo el proceso a los arquitectos, al contratista y al instalador, Van Pommeren Las en Montagebedrijf.

Share
País
Países Bajos
Ciudad
AMSTERDAM
Arquitecto/Instalador
OEVERZAAIJER ARCHITECTURE / VAN POMMEREN LAS EN MONTAGEBEDRIJF

Sistemas

¿Está seguro de que quiere eliminar este collage de ideas?

CONTÁCTENOS PARA MÁS INFORMACIÓN

Lengua